CONSEJOS PARA EVITAR LA DESHIDRATACIÓN EN TU GATO

Trucos para que tu gato beba más líquido

 

¿Crees que tu gato bebe suficiente líquido?

Pues déjame decirte que si lo alimentas a diario exclusivamente con pienso seco probablemente esté ingiriendo un deficit de agua con respecto al volumen de comida.

Sí, así es. Es posible que tu gato esté padeciendo una deshidratación entre leve y moderada sin tú saberlo.

Tras publicar los artículos sobre cómo dar de comer a un gato caprichoso nos han llegado muchas consultas para que contemos algún truco sencillo de incorporar al día a día, y que nos deje tranquilas sobre la cantidad de agua que bebe nuestro gato.

Aquí está mi recopilación de tips que he ido haciendo en casa con mis gordis. Porque…

 

Nuestros felinos domésticos beben menos agua de la que sería recomendable puesto que su impulso de beber es menor que en otros mamíferos. Esto se debe a que evolucionaron alimentándose de presas con un porcentaje de humedad de entre un 60%-75% por lo que no sentían sed.

Ten en cuenta que un pienso seco tiene un porcentaje de humedad que puede oscilar entre un 8% y un 10%. Así que mira qué alejada está su alimentación de la composición hídrica de las presas naturales de un gato.

Desafortunadamente en ocasiones se unen varias circunstancias que ponen en riesgo la salud de nuestro gato:

  • Piensos de mala calidad que propician la formación de cristales en la orina.
  • Alimentación diaria basada por completo en pienso seco.
  • Poca ingesta de líquidos.
  • Altas temperaturas en verano.

Todo ello puede provocar concentración excesiva de la orina, deshidratación, golpes de calor o riesgo de enfermedad renal. Casi nada ¿eh?. Y todo esto derivado simplemente de no beber suficiente líquido.

 

Puedes comprobar si tu gato tiene una ligera deshidratación pellizcando su piel y tirando ligeramente. Al soltar el pellizco la piel debe volver a su posición normal al momento. Si tu gato está deshidratado la piel perderá elasticidad y tardará en recuperar su posición inicial después del estiramiento.

En caso de golpe de calor o deshidratación severa puedes observar jadeo, falta de apetito, boca seca o una alteración del ritmo cardíaco.

 

Cómo afecta la dieta a los riñones de tu gato

Cuando tu gato ingiere poco líquido los riñones concentran la orina para mantener el equilibrio hídrico en el cuerpo. Y esta concentración de la orina suele ser el inicio de la enfermedad renal.

Y no pienses que una deshidratación leve es inofensiva. Un gato alimentado exclusivamente con pienso seco sufre una deshidratación crónica que aumenta la tensión en los riñones provocando una disminución de la función renal si se prolonga en el tiempo.

De todo ello podemos deducir que un buen aporte de líquidos en la dieta es clave para ayudar a los gatos con enfermedad renal y también para prevenirla.

 

Cómo aumentar el nivel de hidratación de tu gato

En alguna fuente de referencia he podido leer la sugerencia de remojar su pienso seco para que beba más cantidad de líquido.

Personalmente no me parece buena idea, no solo se convertirá en una plasta poco atractiva, sino que además al tener el mismo sabor y aroma que su comida seca habitual no le producirá un deseo especial de comerlo.

Pero si tu gato acepta el pienso remojado, al menos ten en cuenta que no puede dejarse todo el día en el comedero, debes desecharlo para que no se estropee.

En mi opinión es preferible optar por otras soluciones.

 

Apúntate un tanto con los bebederos adecuados

Coloca varios bebederos en diferentes zonas de casa. Mejor si son de diferentes tipos para incentivar su curiosidad.

Los bebederos de tipo fuente les encantan porque ven el agua correr o gotear. Coloca un bebedero fuente de buena calidad y fácil de limpiar en una de las zonas donde tenga su agua y comida.

Si tiene costumbre de meter la pata en el bebedero, moverlo de sitio arrastrándolo o se moja el pelo largo al beber, mira nuestros bebederos especializados para solucionar estos problemas y utiliza un modelo adaptado a sus necesidades y manías.

Ten siempre en cuenta que aunque no consuma todo el agua del bebedero debes tirarla a diario. Enjuágalo bien y vuélvelo a rellenar con agua limpia y fresca. Si dejamos el mismo agua varios días no solo se llenará de residuos de comida, polvo, pelusas o bichitos, también cogerá olor y sabor diferente y puede que nuestro gato la rechace.

 

Bebederos especiales para gatos con manías

Usa su curiosidad para que beba más

Aprovecha la curiosidad innata de tu gato para animarle a que beba más.

Si colocas un pequeño bol con agua en algún sitio fuera de lo habitual, como si lo dejaras olvidado, seguro que lo beberá. Son unos cotillas.

Cambia cada día el sitio donde dejas este nuevo punto de hidratación. Estará encantado de descubrir su estanque secreto 🙂

 

Alimento húmedo. La apuesta segura

Con un porcentaje de humedad que ronda el 70%, la comida enlatada para gatos es la mejor forma de asegurar una correcta hidratación. Complementa su alimentación con comida húmeda de buena calidad una o dos veces al día, alternando los sabores de las latas para que no se aburra.

Si optas por comida enlatada puedes añadir un poco de agua para que beba más líquido al comer la lata. En este artículo reuní varios trucos para alimentar bien a un gato que pueden ser muy útiles para animarle a que beba más.

Una alternativa a medio camino entre el pienso seco y las latas son los alimentos naturales deshidratados, a los que se les añade agua hasta alcanzar un porcentaje óptimo de humedad.

Si te apetece cocinar, una vez en semana puedes hacer una papilla casera muy diluida añadiendo bastante líquido. Cuece en agua un trozo de calabaza y un poco de carne de pollo. Cuando esté listo bátelo añadiendo un huevo duro y un chorreón de aceite de oliva. Congélalo en raciones para no desperdiciar nada.

 

Agua con sabor apetecible

Una de las rutinas que seguimos en casa y funciona. Ofrécele Leche especial para mascotas una vez al día o agua con una cucharadita de Nutribound para gatos.

También puedes añadir sabor a un bol de agua poniendo un poco de caldo que puedes elaborar tú misma en casa.

Hierve en abundante agua alguno de estos ingredientes, o varios de ellos combinados: el contenido de una latita gatuna, higaditos de pollo, un par de carcasas de pollo, una lata de atún… El límite es tu imaginación, pero utiliza siempre ingredientes de buena calidad y no añadas sal ni especias.

Cuela muy bien el caldo resultante y pónselo para beber en un cuenco cuando se haya enfriado a temperatura ambiente. El ingrediente que hayas usado para hacer el caldo se lo puedes ofrecer también como capricho. Aquí no desperdiciamos nada 🙂

 

Y el archi conocido truco del grifo 🙂 Aunque te recomiendo no abusar de esta práctica a riesgo de que no quiera beber de otro sitio.

 

 

Resumiendo…

Es muy importante conseguir que tu gato beba más agua durante todo el año, pero aún más en la temporada de verano.

El problema de la poca ingesta de agua no solo afecta a la posibilidad de desarrollar enfermedad renal, también puede derivar en deshidratación y golpe de calor.

Combina y alterna varias de las ideas que he recopilado en este artículo. En cuanto las conviertas en una rutina no te costará esfuerzo realizarlas, y podrás estar mucho más tranquila acerca de la salud renal de tu gato.

¿Tienes alguna duda sobre los alimentos húmedos que puedes ofrecer a tu gato, o sobre la gran variedad de bebederos que hay en el mercado? Deja un comentario aquí en este post y te ayudaré encantada en lo que pueda.

Y si te ha gustado el artículo y crees que puede ser de utilidad, te agradeceré si lo compartes en redes sociales haciendo clic en los iconos que verás a la izquierda o debajo del post. Gracias! 🙂

Laura Ruiz (autor)

 

¡Únete a la comunidad rufus&company!

Apúntate y tendrás acceso exclusivo a liquidaciones privadas de stock, talleres gratuitos, descuentos especiales.... Te enviaremos por email Novedades y Consejos.

Forma parte de la familia rufus&company :)

(Nunca cederemos tus datos. 100% libre de spam)

2 comments

  1. MiMiga says:

    Hola Laura,
    otro truquillo con el caldo casero que mencionas más arriba, es, una vez enfriado, congelarlo en una cubitera y añadirles sólo unos cubitos “de sabor” al agua.
    Y vigilar los pipís de nuestros gatos; si non menos que 2 diarios, claramente no ingieren suficiente liquido.
    Saludos felinos.

Deja un comentario...