CONSEJOS DE 5 EXPERTOS PARA VIAJAR CON TU MASCOTA

Tips para mayor comodidad viajando con mascotas

 

Siempre que vayas a desplazarte con tu mascota, ya sea a la otra punta del mundo o simplemente un trayecto de 20 minutos en coche, deberías respetar una serie de pautas de seguridad. Por el propio bien de tu perro o gato, por la integridad física de otras personas e incluso por la tuya propia.

He consultado a varios amigos que por su trabajo o hobby se han convertido en expertos en viajar con mascotas. Y es que ya acumulan más kilómetros al año que Willy Fog 🙂

Estos son los consejos que nos regalan para viajar cómodos y seguros con un perro o gato… ¡Toma nota!

Prepara con tiempo el viaje de tu mascota

Programa con tiempo suficiente una revisión de su veterinario habitual. Ten en cuenta que según el lugar de destino puedes necesitar algún requisito extra que se salga de lo normal. Como mínimo ten siempre al día las desparasitaciones, su cartilla y pasaporte, microchip y vacuna de la rabia.

Siempre que vayas a viajar con mascota ten en cuenta si toma de forma habitual algún tipo de medicación o suplementos. Prepara con tiempo la cantidad suficiente que pueda necesitar durante los días de viaje.

Deja a su alcance el transportín en el que tu perro o gato vaya a viajar. Al menos dos semanas antes ponlo a su libre acceso, por ejemplo ponlo en el suelo abierto, con una mantita, camita y juguetes en su interior. De este modo lo usará como casita, impregnándolo de su olor y así viajará más calmado.

Hay productos que ayudan a que tu mascota viaje más tranquila. Lo ideal es que los pruebes antes en casa un par de veces al menos, así sabrás su reacción y la eficacia del producto en tu mascota. Puedes pulverizar feromonas sintéticas para perros o para gatos un par de horas antes del viaje directamente en la bolsa de transporte. Y los suplementos naturales para aliviar el estrés también son de mucha utilidad para viajar con mascotas.

Elige muy bien el tipo de transportín, el modelo que elijas es mucho más importante de lo que se piensa. Busca uno cómodo de llevar, ligero pero resistente. Tristemente son muy comunes los casos de mascotas perdidas en estaciones de trenes, autobuses o aeropuertos por fallos en un transportín de mala calidad. Por ejemplo, los transportines rígidos de plástico suelen abrirse por la mitad con el peso del animal, porque las pestañas que unen la parte de arriba con la de abajo son muy débiles. Compra un buen transportín, es una inversión para siempre. Y si tienes uno endeble y lo quieres usar (aunque yo no lo haría) al menos precíntalo con cinta de embalar rodeándolo por completo. En la sección Viajar con Mascotas de nuestra tienda, encontrarás diferentes modelos según el tipo de viaje que vayas a realizar con tu perro o gato. Consúltanos cualquier duda que te surja.

Prepara una plaquita para que lleve a la vista tus datos de contacto. Nunca pensamos que puede ocurrir un accidente, pero tristemente suceden a menudo y tu mascota perdida puede volver a ti más rapidamente si lleva tus datos visibles.

 

Tips que harán más cómodo el viaje con tu mascota

Controla lo que come antes del viaje. Si el viaje es largo es mejor que no coma nada 2 ó 3 horas antes, porque podría ponerse nervioso queriendo “ir al baño” y no pudiendo salir de su transportín. También así evitas posibles mareos. Usa una pasta de vitaminas para darle en un par de ocasiones durante el viaje, le mantendrás alimentado, no necesitará ir al baño y es un formato cómodo de administrar.

Lleva siempre agua y alguna forma cómoda de ofrecérsela. Si no te sientes con seguridad manipulando a tu mascota en una situación de estrés, asegúrate de engancharle una correa a su collar antes de abrir el transportín completamente. Asi evitas que pueda correr asustado por sus propios nervios o por algún ruido inesperado. Puedes darle agua usando una jeringuilla sin aguja directamente en la boca. O bien empapar una esponja y mojarle la cara, si la temperatura es alta ayudarás a refrescarle.

Si vas a viajar con tu gato lleva un pequeño arenero plegable y un poco de arena. Si viajas en coche podrás ponérselo cada pocas horas. Si el viaje es en tren o avión podrás ponerle su aseo durante el tiempo de tránsito o escalas.

 

Consejos para viajar en avión con mascota

Si el peso/volumen de tu mascota lo permite prefiere siempre llevarla en cabina contigo. Los animales que exceden de determinado peso deben viajar en bodega junto al resto del equipaje. Yo no llevaría a ninguno de mis gatos de ese modo nunca. Pasarían separados de mí muchas horas y nadie controla que estén en buen estado durante el vuelo (frío, calor, sed, estrés…)

Asegúrate antes de comprar tu billete que la compañía con la que quieres volar permite llevar animales en cabina y que además, tiene disponibles plazas para mascotas. Existe un número máximo de animales que puede llevarse en cabina. De manera que quizás haya plazas libres para pasajeros pero no para mascotas. Antes de reservar tu billete llama a la compañía aérea y asegúrate de que ese vuelo concreto dispone aún de plazas para animales… ¡y resérvala!

Para viajar en cabina de avión tu mascota debe ir alojada en un transportín flexible, porque deberás colocarlo debajo del asiento delantero. Compra una buena bolsa de transporte, resistente, flexible pero muy ligera, para que no supere el peso permitido junto al de tu mascota.

Llega con tiempo suficiente al aeropuerto. Primero tendrás que solicitar la documentación para ir a la ventanilla a pagar el billete de tu mascota. Y una vez abonado tendrás que volver a hacer la cola para la facturación.

En los viajes aéreos con una mascota debes saber que tú no eliges tu asiento, sino que te lo asigna la propia compañía. Normalmente será en ventanilla, nunca en la puerta de emergencia y con una separación de unas 6 filas con respecto a otro animal que viaje en el mismo vuelo.

Los billetes de las compañías aéreas tienen una clausula cuando viajas con una mascota que aceptamos tacitamente al comprarlo. Si un pasajero se queja de tu mascota o se niega a volar junto a ti (imagina que es alérgico) te bajan del avión a ti y a tu mascota… Sip, has leido bien. Así que aquí el mejor consejo es que uses una bolsa de transporte muy discreta, ciérrala bien para que el resto del pasaje no note que llevas un animal. Procura que tu gato o perro vaya calmado (por ejemplo este suplemento natural alivia el estrés en los viajes). Y si una vez en el aire alguien se queja…. ¡pues al menos no te bajan del avión! 🙂

Y el consejo estrella y en el que todos los expertos coinciden… Mantén tú la calma. A veces nuestros propios nervios provocan un estrés innecesario a nuestra mascota. ¡Disfruta del viaje!

 

¿Te ha gustado el artículo y crees que puede ser de utilidad? Compártelo en redes sociales haciendo clic en los iconos que verás a la izquierda o debajo del post. Gracias!

Laura Ruiz (autor)

Mil gracias por lo pesada que he sido 😉 a: María (Sweet Spices), Raquel (Gargamelcat), Linnet (Noldor), Oscar (Silsanos), y SOS Rescate Animales Sevilla.

Foto de portada vía Ryan Mcguire

¡Únete a la comunidad rufus&company!

Apúntate y tendrás acceso exclusivo a liquidaciones privadas de stock, talleres gratuitos, descuentos especiales.... Te enviaremos por email Novedades y Consejos.

Forma parte de la familia rufus&company :)

(Nunca cederemos tus datos. 100% libre de spam)

2 comments

  1. Mi Miga says:

    Hola Laura,

    coincido contigo que es muy importante elegir un buen transportin. Los modelos de Sturdi no los conozco, pero por el precio parecen que deben ser muy buenos y hechos con materiales que facilitan una correcta ventilación. Pero desaconsejo totalmente, sobre todo en verano, las bolsas de transporte para animales ‘normales’. En un viaje, ya en el aeropuerto, tuvo que cambiar una de esas a última hora por un transportin de la compañía área, porque los gatitos que llevaba como madrina de vuelo corrían peligro de un golpe de calor. Personalmente prefiero un transportin rígido de buena calidad.

    Y – por experiencia propia – me gustaría aconsejar a los que piensan viajar con sus gatos a acostumbrarlos a un arnés. En los controles del aeropuerto hay que sacarlos, y hasta el gato más tranquilo se puede asustar en esa situación y escapar de nuestros brazos.

    Saludos felinos.

    • rufus&company
      rufus&company says:

      Hola Uli!

      Las Sturdibags son, sin duda, la mejor bolsa de transporte para gatos y perros pequeños que he podido probar. Tienen red muy resistente y engomada en la parte superior, en la zona delantera y en la trasera, para tener ventilación cruzada.
      El nylon es súper resistente, ligero y lavable. Y otra cosa muy importante para añadir comodidad al pasajero, la base es rígida para que no se hunda por su propio peso y tiene unas varillas flexibles que hacen que la forma de la bolsa se mantenga sin quedar aplastada sobre la mascota que viaja dentro 🙂
      ¡Tengo pendiente hacer una review de una bolsa terrible que sufrí en un viaje hace tiempo ya!
      Y como tú dices, acostumbrarles al arnés es muy necesario… ese momento de pasar el arco de seguridad del aeropuerto con el gato en brazos me pone de los nervios!
      Abrazos y ronrones!
      Laura

Deja un comentario...