GATO CON HONGOS. DETECCIÓN Y DIAGNÓSTICO.

Cómo diagnosticar tiña en gatos

 

Continuamos la serie de artículos sobre los hongos en gatos, una enfermedad que afecta a la piel y el pelo, conocida de forma coloquial como “tiña”.

Como ya detallamos en el artículo sobre las formas de contagio de la tiña en gatos, cuando un individuo entra en contacto con un dermatofito, hongo o espora, no siempre se desarrolla una infección. El animal cuenta con diversos escudos protectores:

  • Las secreciones de la piel actúan  dificultando que el hongo se multiplique.
  • El acicalado diario que los gatos se realizan ayuda a eliminar las esporas e impedir que lleguen a la piel. Éste es uno de los motivos por el que los gatos de pelo largo son más propensos a los hongos, porque su espeso y largo manto impide una adecuada auto-limpieza y favorecen el desarrollo de la infección.

Si las esporas de hongo consiguen superar estas barreras físicas, el sistema inmunitario del animal es el encargado de limitar la infección. Si el gato está sano y con un sistema inmune fuerte la infección por hongos suele ser autolimitante, es decir, que llegará por sí misma a curarse. Pero el tiempo que transcurre mientras la infección se supera (que pueden ser varios meses) es suficiente para que se contagien otros animales o personas en contacto con el gato afectado.

Por este motivo la tiña es más frecuente en gatos con sistemas inmunes débiles:

  • Gatos jóvenes
  • Gatos malnutridos
  • Gatos ancianos o con alguna enfermedad grave
  • Gatos con un alto grado de estrés

 

Apariencia de los hongos en un gato

Las lesiones típicas de la tiña pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, no pican y el pelo se desprende fácilmente. La gran mayoría de las veces tienen forma circular, puesto a que el hongo coloniza desde el centro hacia afuera.

Los hongos se alimentan de la queratina del pelo, debilitándolo desde la raíz y provocando el aspecto quebradizo y la caída.

Pese a conocerse el aspecto que suele ser habitual en un gato con hongos, los síntomas son tan variables que no deben ser diagnosticados solo por la apariencia física, ya que por este método se diagnostican erróneamente positivos y negativos. Por ejemplo los ácaros del cuerpo tienen síntomas muy similares a los hongos.

 

Diagnóstico de la tiña en un gato

Detección de hongos mediante Lámpara de Wood

Con frecuencia se exponen las lesiones a la lámpara de Wood, que emite una luz ultravioleta bajo la cual algunas infecciones por Microsporum brillan con un tono azul-verdoso. Este método de diagnosis es poco fiable, no confíes en la lámpara de Wood como herramienta para la detección de hongos, porque no todos los hongos son visibles a su luz y otras partículas de la piel de un gato pueden iluminarse sin ser dermatofitos.

En consecuencia, tanto si el examen da positivo como si da negativo no podemos saber al 100% que el resultado es correcto y fiable mediante este método.

 

Cultivo DTM (Medio para Test de Dermatofitos)

Un cultivo es un método para la reproducción de microorganismos que de otro modo serían muy difíciles o imposibles de detectar.

Se toma una muestra significativa del tejido en el que se sospecha que está alojado el organismo invasor (hongos, bacterias, parásitos…) y se deja crecer en un medio óptimo en condiciones y nutrientes para su desarrollo.

Una vez pasado el tiempo requerido para cada tipo de microorganismo su crecimiento en el medio de cultivo facilitará su detección y clasificación.

Para diagnosticar correctamente los hongos o tiña lo recomendable es realizar un cultivo de larga duración (mínimo 19 días) porque los cultivos de corta duración no son completamente fiables.

El cultivo debe protegerse de la luz ultravioleta y la sequedad, lo ideal es dejarlo en un contenedor de plástico tapado con una toalla.

Si el cultivo sale positivo tiñéndose de rojo (tarda 2-3 semanas), será necesario que el laboratorio identifique al microscopio el tipo de hongo que ha crecido. Hay veces que se torna rojo pero no es una especie preocupante de hongo. El hongo patógeno (Microsporum) debe ser identificado al microscopio para que se considere positivo definitivo.

 

Recolección de la muestra para cultivo DTM

Tan importante como un diagnóstico correcto es recolectar la muestra convenientemente. No basta con recoger pelos de las zonas lesionadas.

El modo más preciso es el conocido como “Técnica McKenzie”, en el que con un cepillo de dientes estéril (sin usar previamente) se cepilla todo el gato, cara, interior de las orejas, rabo, axilas, patas incluso entre los dedos y uñas.

A continuación se introduce el cepillo en una bolsita de plástico nueva (de las que usamos en la cocina por ejemplo) y se lleva a cultivar.

Si tienes varios gatos en casa puedes realizar un único cultivo con la muestra resultante de cepillar a todos los gatos. Así ahorrarás costes (lo vas a necesitar) y de todos modos si hay un positivo tendrás que tratarlos a todos por igual.

La próxima semana te detallaré el protocolo combinado que puedes seguir para erradicar los hongos. Pero te voy a adelantar lo que no funciona:

  • No uses únicamente tratamientos de uso externo como cremas anti-fúngicas ya que combaten una pequeña zona cuando es todo el gato el que está afectado.
  • No funcionan los tratamientos cortos, para curar a un gato con hongos es necesario un tratamiento consistente y continuado.
  • No trates unicamente al gato que presenta síntomas, si tienes más animales en casa tendrás que realizar el protocolo de baños y medicación en todos por igual.
  • No te limites solamente a la medicación oral. Esta batalla la ganarás con éxito si combinas medicación + baños adecuados + desinfección integral del entorno

 

¿Aún no has leído la primera parte de esta guía sobre los hongos en gatos? <—Puedes hacerlo en este link y prepararte para la batalla y luego leer el Protocolo definitivo para erradicar los hongos en gatos.

Si no quieres perderte ninguno de nuestros contenidos, suscríbete al blog en el recuadro que verás debajo de este post. Y si te ha gustado el artículo y crees que puede ser de utilidad, te agradeceré si lo compartes en redes sociales haciendo clic en los iconos que verás a la izquierda o debajo del post. Gracias! 🙂

Laura Ruiz (autor)

Agradecimientos, fuentes y referencias: Wormsandgermsblog, Biomeddiagnostics, Dermatophytosis in CatsShowcatsonline, Avepa (Congreso de Especialidades Veterinarias), Ringworm in cats, Wikipedia, Ryan McGuire (foto portada)

¡Únete a la comunidad rufus&company!

Apúntate y tendrás acceso exclusivo a liquidaciones privadas de stock, talleres gratuitos, descuentos especiales.... Te enviaremos por email Novedades y Consejos.

Forma parte de la familia rufus&company :)

(Nunca cederemos tus datos. 100% libre de spam)

Deja un comentario...