PROTOCOLO DEFINITIVO CONTRA LOS HONGOS EN GATOS

Pautas para eliminar la tiña en gatos

 

Con este post acaba la guía sobre los hongos en gatos, incluyendo un protocolo global para la erradicación de la tiña en tu casa.

Si te perdiste los artículos anteriores, lee sobre qué son los hongos y cómo se contagian, y las formas de detección y diagnóstico de la tiña. Con la visión global que aportan los tres artículos tendrás una idea del problema al que te enfrentas.

 

Hongos, el enemigo más persistente

Si tu gato tiene hongos debes entenderlo como una infección completa de tu casa. Para acabar con ellos de forma eficaz y no sufrir nuevas reinfecciones tendrás que seguir un protocolo sistemático, constante y global.

En esta guía te explicamos cómo combatir los hongos y te acompañamos en la batalla. Consúltanos en los comentarios cualquier duda que te surja.

Tratamiento eficaz contra los hongos en gatos

El modo más eficaz de acabar con los hongos es atacar desde varios frentes:

  • Medicación oral para todos los gatos de casa
  • Baños periódicos con los productos adecuados
  • Desinfección completa del entorno

No intentes acabar con ellos usando solo una de estas armas. El más mínimo reservorio de esporas podrá provocar una nueva reinfección de tu gato o incluso de los humanos que vivís con él. Y será volver a empezar de nuevo.

Hazlo bien, de una vez, y no volverás a ver la tiña aparecer.

 

Medicación oral contra la tiña

El tratamiento mediante medicación oral es imprescindible para atajar la infección por hongos.

Existen en el mercado diversos medicamentos para erradicar los hongos en mascotas, algunos muy tóxicos como el Ketaconazol han quedado desfasados, y otros se descartan por poco eficaces, como la Griseofulvina.

El antifúngico mejor tolerado y más efectivo es el Itraconazol. Aún así, supervisa que tu gato no pierde el apetito y mantiene un buen estado general, ya que los antifúngicos administrados de forma prolongada pueden ser hepatotóxicos y afectar al hígado. Si durante el tratamiento le ves apático, decaído o deja de comer, pide que le hagan una analítica de control.

Establece con tu veterinario una pauta apropiada de Itraconazol según el peso de tu gato, el protocolo habitual suele ser 10mg por kilo de gato. El tiempo de duración no debería ser inferior a dos meses, el primer mes administrado diariamente y el segundo mes en intervalos de 3 días seguidos de medicación y 4 días de descanso.

Para abaratar el coste del tratamiento puedes comprar con receta veterinaria Itraconazol genérico para humanos. Lo podrás encontrar en cápsulas, que tendrás que abrir y dividir minuciosamente según los miligramos que correspondan al peso de tu gato, o acudir a una farmacia que elabore recetas magistrales y que te hagan una botella de jarabe.

Durante el tratamiento pesa en varias ocasiones a tu gato y reajusta con tu veterinario la cantidad de miligramos que le corresponde tomar. No debes sobremedicar un antifúngico bajo riesgo de toxicidad. Igualmente tampoco será de utilidad quedarse corto.

 

Aseo de un gato para acabar con los hongos

Es necesario que potencies el efecto de la medicación oral con baños regulares cada 3 ó 4 días. Así conseguirás destruir las esporas que se encuentren sobre la piel y pelo y evitar su diseminación al ambiente.

Recuerda que el hongo se aloja bajo la piel pero expulsa miles de esporas que el gato porta en el pelo, esparciéndolas por el entorno.

Los productos más efectivos para realizar los baños son el champú Malaseb junto a un último enjuague con Imaverol, únicos con efectividad real contra Microsporum. Existen otros champús a base de ketoconazol pero su efectividad es muy reducida.

Actúa con prudencia en el uso de Imaverol (Enilconazol). Es un producto oficialmente no autorizado para felinos y que no se debe usar sin la correcta dilución: 20 ml por litro de agua, y siempre debes secar completamente para que no lo puedan lamer mientras está húmedo.

 

Pasos de un baño contra la tiña

  1. Enjabona al gato con champú Malaseb. Asegúrate que la espuma llega bien a todos los rinconcitos de su cuerpo y déjala actuar 10 minutos.
  2. Enjuaga muy bien.
  3. Escurre el agua del pelo retirando el exceso de humedad con una toalla de microfibra.
  4. A continuación pasa al gato a un barreño grande o una bañerita de bebés. El sentido de hacer este paso en un recipiente es para poder luego “rescatar” el líquido sobrante de empaparlo.
  5. Prepara la mezcla de Imaverol correctamente diluido (20 ml por litro de agua tibia) y moja al gato con este preparado. Puedes utilizar una pequeña esponja para ir empapando el líquido que caiga al barreño y esparcirlo por encima del gato.
  6. El producto debe llegar muy bien a toda la superficie de la piel, incluso entre los deditos, orejas, cara, axilas, cola… No te dejes zonas sin cubrir, pero cuida que no le entre en oídos, ojos o boca.
  7. Y ahora SIN ENJUAGAR, sécale muy bien con secador. Si es necesario utiliza durante este paso un collar isabelino para que no exista posibilidad de que se lama. El Imaverol mientras está húmedo es tóxico para el gato, por eso la necesidad de que quede completamente seco sin rastro de humedad. Te resultará mucho más cómodo tener las dos manos libres sujetando el secador con un soporte especial.
  8. Ya que el producto no es barato y vas a necesitar gran cantidad para todo el tratamiento (en nuestra tienda siempre tenemos descuentos) aprovecha cada litro que hagas reutilizándolo. Recoge el líquido sobrante que ha quedado en el barreño donde has empapado al gato. Ten en cuenta que ha podido diluirse un poco más con la humedad que le quedara al gato en el cuerpo, por ese motivo te he indicado que le secaras con una toalla de microfibra antes de empaparlo con Imaverol. Pasa el líquido a una botella y úsalo con otro gato o para la desinfección de tu casa.

 

Cómo son los hongos en gatos

La limpieza de un entorno con hongos

La parte más dura, pero totalmente necesaria para evitar reinfecciones de los gatos o de humanos.

Organízate bien para no agobiarte, piensa en tu casa como un plano esquemático que debes dividir e ir desinfectando muy bien zona a zona.

 

Primer paso: Deshazte de todo lo posible

Tira todos los utensilios de poco valor y difíciles de desinfectar.

Desecha alfombras, cortinas, camitas, toallas, cojines, rascadores, juguetes de peluche, mantitas y tejidos si te es posible. Valora si merece la pena el enorme esfuerzo en tiempo y dinero que te va a suponer desinfectarlos. En la mayoría de los casos lo mejor que puedes hacer es tirar casi todo.

Las esporas se alojan en cualquier rendija o tejido y pueden permanecer latentes durante dos años, volviendo a reinfectar una y otra vez.

 

Segundo paso: Aspira

Ventila y aspira periódicamente tu casa.

Es preferible utilizar un aspirador sin bolsa, porque debes vaciar el depósito en cada uso (o tirar la bolsa) y los recambios de bolsas te saldrían muy caros.

Limpia la aspiradora con un trapo y lejía tras cada uso y tira la basura que hayas generado.

Las aspiradoras convencionales pueden expandir las esporas a través del chorro de aire que expulsan por el motor. Utiliza una aspiradora con filtro HEPA como ésta.

Puedes usar como refuerzo un deshumidificador para evitar la humedad en las zonas con poca ventilación de tu casa. A los hongos les gustan los ambientes cálidos, oscuros y con humedad.

 

Tercer paso: Desinfecta

El producto desinfectante debe estar en contacto con la superficie a limpiar un tiempo suficiente para que haga efecto. Por lo tanto lo ideal es empapar y dejar secar para asegurarte de un efecto óptimo.

El vapor y lavar los textiles a 90 grados pueden ser efectivos.

El Imaverol diluido y la lejía son los mejores productos para inactivar las esporas y desinfectar tu casa.

Limpia con lejía (diluida un 10%) todas las superficies y textiles que la toleren. Al ser un producto muy económico te interesa usarlo para casi todo: suelos, paredes, puertas, ventanas, ropa blanca…

Lo que no puedas limpiar con lejía tendrás que desinfectarlo con Imaverol. Aunque te parezca que deja las superficies algo pringosas, déjalo secar muy bien y ventila las habitaciones. Camas, colchones, alfombras, sofás…

 

 

Consejos contra los hongos

  • Mientras tu gato no esté curado de la tiña no serán de utilidad los suplementos de ácidos grasos para la piel y el pelo, puesto que el problema de su feo aspecto son los hongos. Sí es recomendable una alimentación nutritiva y un buen suplemento para reforzar su sistema inmune, encargado de luchar contra la infección.
  • Desinfecta muy bien los sofás, aspirándolos primero, y cúbrelos con sábanas que puedas retirar a diario y lavar a 90º en la lavadora.
  • Los primeros días de tratamiento con medicación oral concéntrate en tirar lo que se pueda tirar y en realizar una primera limpieza intensiva. A partir de las dos semanas de medicación es cuando debes intensificar el esfuerzo en la desinfección, porque entonces es cuando el gato deja de esparcir esporas.
  • Limita las zonas de tu casa donde tus gatos pueden acceder libremente o la limpieza y desinfección no será completamente eficaz. No les dejes subirse en camas o sofás, porque son las superficies más complicadas de desinfectar.
  • Cámbiate de ropa después de manipular, bañar y secar a los gatos, y lávate muy bien.
  • Si te encuentras manchas, descamación o alguna lesión en la piel, acude al médico.
  • Las cosas a las que tengas cariño para tirarlas, puedan estropearse con la desinfección, o sean de gran valor, considera la opción de limpiarlas lo mejor que sea posible, aspirarlas muy bien, pasarles un trapo humedecido en Imaverol y luego guardarlas en cajas que cerrarás y precintarás durante dos años, tiempo que permanecen vivas las esporas.
  • Como ya explicamos en anteriores artículos, este protocolo tan estricto es el idóneo para gatos de pelo largo o espeso, como gatos Persas y Exóticos, puesto que en ellos la enfermedad se hace más resistente. Agiliza el proceso del baño recortando el pelo sin llegar a rasurar, para evitar hacer micro heridas en la piel que agraven la infección. No les cortes el pelo hasta pasadas las dos primeras semanas de tratamiento médico para evitar esparcir aún más esporas.

 

¿Durante cuánto tiempo tendrás que hacer este tratamiento?

No hay una única respuesta. Tendrás que seguir este protocolo hasta que tus gatos estén completamente curados. No des la batalla por ganada cuando veas crecer el pelo en las zonas calvas ¡los hongos pueden seguir aún ahí!

Continúa el tratamiento hasta que dos cultivos DTM consecutivos sean negativos:

  • Al mes de tratamiento realiza un cultivo. No le bañes con Imaverol una semana antes de recoger las muestras o podría salir un falso negativo.
  • Continúa con la medicación oral mientras no conozcas el resultado del cultivo (tarda 21 días). Si el resultado es negativo, vuelve a repetir un segundo cultivo para asegurarte.

 

Como prevenir frente a los hongos

Ante un panorama tan desolador la prevención es la mejor estrategia.

Cuando llegue un nuevo gato a tu casa realiza una cuarentena estricta mientras haces los test recomendados en un nuevo miembro de la familia (pruebas de Leucemia, de Inmunodeficiencia y un cultivo de hongos).

Acondiciona la habitación donde el gato pase la cuarentena para poder limpiarla de forma efectiva con un esfuerzo mínimo.

Cámbiate de ropa y calzado después de manipular a un gato que está en cuarentena.

Si tus gatos compiten en exposiciones felinas mantenlos separados del resto durante la temporada. Báñales con los productos recomendados inmediatamente después de volver de una exposición. No escatimes esfuerzos, las reinfecciones son muy comunes.

 

Aquí terminamos la guía sobre hongos en gatos. Y ahora es tu turno, cuéntanos en los comentarios ¿has tenido alguna vez un problema de hongos en gatos? ¿cómo has conseguido solucionarlo?

Si no quieres perderte ninguno de nuestros contenidos, suscríbete al blog en el recuadro que verás debajo de este post. Y si te ha gustado el artículo y crees que puede ser de utilidad, te agradeceré si lo compartes en redes sociales haciendo clic en los iconos que verás a la izquierda o debajo del post. Gracias! 🙂

Laura Ruiz (autor)

 

Agradecimientos, fuentes y referencias: Wormsandgermsblog, Biomeddiagnostics, Dermatophytosis in CatsShowcatsonline, Avepa (Congreso de Especialidades Veterinarias), Ringworm in cats, Dermatología Veterinaria, Wikipedia

¡Únete a la comunidad rufus&company!

Apúntate y tendrás acceso exclusivo a liquidaciones privadas de stock, talleres gratuitos, descuentos especiales.... Te enviaremos por email Novedades y Consejos.

Forma parte de la familia rufus&company :)

(Nunca cederemos tus datos. 100% libre de spam)

Deja un comentario...