CONSEJOS PARA COMPRAR UN PERRO O GATO DE RAZA

Consejos para elegir un perro de raza

 

¿Has tomado la decisión de incorporar un nuevo miembro a tu familia?

Seguro que ya has tenido en cuenta que un perro o gato será tu compañero durante muchos años, por lo tanto, la búsqueda y elección no debe ser precipitada. Hay que meditar sobre la responsabilidad que supone traer a casa un ser vivo, sus necesidades, cuidados, atenciones y tener siempre presente que dependerá de nosotros durante toda su vida.

Además es importante tener en cuenta nuestras condiciones de entorno, horarios, nuestra disponibilidad o energía para jugar o hacer ejercicio con ellos, porque cada raza tiene unas necesidades concretas que debemos saber cubrir para que nuestro perro y gato vivan sanos y felices. ¿Crees que sabes elegir la raza más adecuada para tu hogar?

 

¿Realmente quieres una mascota con pedigree?

Medita muy bien el lugar donde vas a adquirir a tu perro o gato. Lamentablemente existen personas sin escrúpulos que encuentran en los animales una fuente de negocio. Evita por favor contribuir con la continuidad de este tipo de mercado, no adquieras un animal de compañía a alguien que los mantenga enjaulados, con mal aspecto, desnutridos, sucios, que los entregue cuando aún son demasiado pequeños, sin las vacunas mínimas….

Si para comprar nuestra casa o nuestro coche pedimos cientos de opiniones y lo meditamos largamente ¿acaso no merece mucha más atención la incorporación de un nuevo miembro a la familia?

Si para ti la raza o el aspecto físico no es importante, visita o entra en contacto con protectoras de animales. Hay cientos de grupos, asociaciones y protectoras haciendo una labor encomiable por la ayuda a animales desamparados. Un perro o gato rescatado de la calle son igualmente bellísimos, y el amor y complicidad que surgirá entre él y tú no entenderá de razas.

 

Cómo elegir un criador para comprar un animal de raza

Si te has decidido a adquirir un animal de raza, resumimos los pasos para buscar y elegir el lugar más apropiado.

1>> Comienza buscando información sobre la raza de tu preferencia. En internet existen numerosos foros de mascotas, algunos de ellos temáticos sobre una raza en concreto. Lee cuanto puedas, pregunta abiertamente, la mejor guía puede ser la experiencia de otras personas que ya comparten su vida con esa raza determinada.

2>> También puedes conocer a los criadores registrados en las principales asociaciones caninas y felinas del país. Consultando sus páginas webs podrás saber cuáles serán las próximas exposiciones y asistir a ellas como visitante.

Esta es la web de la Sociedad Canina Castellana: Sociedad Canina Castellana

Aquí puedes consultar la web de la Asociación Felina Española: http://www.asfe.net/

Y la del Club Felino Español: http://www.cfa-cfe.es/

Cuando hables con un criador, ten presente que los triunfos que haya obtenido en exposiciones son importantes pero no lo son todo. Debe criar con respeto por la raza, con conocimiento sobre la morfología, genética y problemas habituales de salud, y sobre todo, con mucho amor y cariño hacia sus perros o gatos.

3>> Desplázate hasta el criadero para recoger a tu perro o gato. Puedes elegir un criadero de tu provincia, o convertir la recogida de tu mascota en unas mini-vacaciones de fin de semana para viajar a por él.

Existen empresas que realizan el transporte de mascotas, pero es preferible evitarle a nuestro cachorro tantas horas de soledad encerrado en un transportín viajando como mercancía.

Además, un criador responsable tendrá interés en conocerte personalmente, querrá saber en qué manos va a dejar a uno de sus cachorros, qué conocimientos tienes y que “feeling” surge entre sus animales y tú. Asimismo, se ofrecerá a informarte de todas las particularidades y necesidades de la raza. Querrá que su cachorro esté perfectamente atendido y te pedirá que le informes sobre cualquier inconveniente a lo largo de la vida del que será tu compañero.

4>> Cuando visites el criadero, observa que no exista suciedad acumulada, mal olor persistente, desorden generalizado, si el agua de los animales está sucia o si hay restos de comida de varios días. Lógicamente, en la convivencia con animales una casa no está impoluta el 100% del tiempo, pero fácilmente podremos observar si ese caos es de hoy o si tiene aspecto de dejadez continuada.

5>> Tanto perros como gatos necesitan estímulos, espacio para jugar y hacer ejercicio, contacto habitual con las personas, cuidados diarios… Observa a los perros o gatos del criadero, no solo te fijes en los cachorros. Mira la actitud de los adultos. Si están cómodos en presencia de extraños, se muestran sociables, curiosos, si se mueven con normalidad por el espacio, o si por el contrario son esquivos, ariscos, asustadizos o dan muestras de pasar largo tiempo encerrados.

 

6>> ¿Qué aspecto presentan los cachorros? ¿Se encuentran en un entorno apropiado, limpio, con el espacio idóneo según su edad?

7>> Para una correcta socialización, los cachorros, tanto perros como gatos, deben permanecer con su madre y hermanos hasta una edad determinada, dependiendo de la especie. Durante ese tiempo aprenderán de su madre algunas pautas de comportamiento básicas y desarrollarán su carácter mientras interactúan con sus hermanos.

No es recomendable sacar de su entorno a un cachorro cuando es demasiado pequeño. Aparte de una posible falta de socialización, podemos exponerlo a contagios y enfermedades para los que aún su sistema inmunitario no está preparado.

8>> Un cachorro sano es un cachorro alerta, con ganas de jugar, ojos alegres y brillantes, patas rectas, cuerpos compactos, ni gordos, ni delgados, pelo y piel sana, sin parásitos, calvas o heridas. El abdomen es redondeado, pero no está distendido (suele ser signo de parásitos intestinales y desnutrición). Un cachorro atendido con cariño y bien socializado es curioso y está deseoso de contacto humano, aunque sean desconocidos para él. Se excitan ante la novedad, pero se relajan después cuando se les habla y acaricia.

9>> El criador debe entregarte el cachorro con toda su documentación en regla, cartilla veterinaria con las vacunas correspondientes al día, pruebas de salud, pedigree…

Si te has informado previamente a la búsqueda de tu perro o gato, debes saber qué tipo de pruebas de salud son necesarias para la raza que has elegido. Hay enfermedades con más incidencia en determinadas razas, que los criadores responsables luchan por erradicar y testan a sus reproductores para asegurarse que crían con animales sanos y libres de transmitirlas. Pide siempre los certificados correspondientes, no te conformes con oír de palabra que el animal está sano.

Sobre el pedigree, si estás comprando un animal de raza, debe ir acompañado por su correspondiente pedigree, único documento que acredita que tu perro o gato es de la raza que has elegido. Un criador serio y responsable siempre entregará sus cachorros con su pedigree y todas las pruebas de salud necesarias.

Un cachorro siempre trae a casa alegría e ilusión. Si hemos meditado bien esta decisión, y elegido correctamente, solo nos quedará disfrutar de nuestro compañero durante muchos años.  Y recuerda, la incorporación a la familia de un perro o gato cambiará nuestra vida y hábitos pero, pasado un tiempo y mirando atrás, siempre se nos hace difícil saber ¿cómo he podido vivir antes sin él? 😉

Puedes leer el artículo que nos ha inspirado este post en “Todogolden”, nos ha parecido muy acertado y aplicable a cualquier especie o raza.

(Si te ha gustado este artículo y te parece útil compártelo en las redes sociales haciendo clic en los iconos que aparecen a la izquierda o abajo de la entrada. Gracias! 🙂 )

Laura Ruiz (autor)

¡Únete a la comunidad rufus&company!

Apúntate y tendrás acceso exclusivo a liquidaciones privadas de stock, talleres gratuitos, descuentos especiales.... Te enviaremos por email Novedades y Consejos.

Forma parte de la familia rufus&company :)

(Nunca cederemos tus datos. 100% libre de spam)

2 comments

  1. Mi Miga says:

    Cómo ya comentamos en vuestro reciente post http://www.rufusandcompany.com/yo-no-abandono-a-mi-mascota/, coincidimos – aunque consideramos la adopción la opción preferida – que en ambos casos (compra o adopción) lo más importante es una “adquisición” y tenencia responsable.

    Por ello, queríamos añadir y ampliar algunos puntos sacados de un décalogo de consejos de la web alemana http://www.wuehltischwelpen.de/contra el tráfico de cachorros, que con anterioridad compartimos en el blog de Melisa Tuya http://blogs.20minutos.es/animalesenadopcion/2015/06/22/ocho-consejos-y-algunas-reflexiones-para-los-que-esten-empenados-en-comprar-perros-o-gatos/:

    ref. a punto 3: Creemos que la elección de un nuevo miembro de la familia no debería ser una desición precipitada y que es mejor realizar varias visitas: Perro y nuevo propietario deberían acostumbrarse el uno al otro y comprobar que se lleven bien. Un paseo muestra si el perro está acostumbrado a andar con correa y cómo reacciona a su futuro entorno. Las visitas se deberían acompañar con asesoramiento, porque en ellas se muestra, si se ha tomado la elección correcta.

    ref. a punto 5: Se aconseja dejarse enseñar a la madre de los cachorros. En criaderos poco serios no se verá. Y si, vigilar siempre cómo trata a los cachorros y si p.ej. los deja mamar. ¿Tiene la impresión que se trata de sus propios cachorros? Si la madre echa al cachorro, no muestra interés o éste se separa de la madre puede considerar que no se trata de madre física. El criador muestra una perra “de coartada”. No comprar en ningún caso!

    También habrá que tener en cuenta el precio: . Por un perro de raza de un criador serio se paga a partir de 600 euros y más. Todo lo que esté significativamente por debajo, no se ajusta a las condiciones de mercado y con ello no formal. Por supuesto, el precio es sólo en parte un indicio para un traficante de cachorros. Ellos subieron entretanto los precios.

    Y por último hay que tener en cuenta la cantidad de razas que oferta el criador: Con más de 2 razas y más de 4 camadas al año hay que ser prudente. En este caso muchas veces no se trata de un criador, sino de un explotador, que implica gravísimos sufrimientos.

    Creemos sinceramente que un compañero, que nos vaya a acompañar durante toda su vida y largo tiempo de la nuestra, se merece que nos tomemos el tiempo y las “molestias”.

    Un saludo.

    • rufus&company
      rufus&company says:

      Qué buenísimos tips Uli!
      Las cosas se harían muchísimo mejor eliminando la prisa. No me explico cómo para comprar un televisor la gente busca, compara, lee opiniones, pregunta… y para traer un animalito a casa simplemente se dejan llevar por el flechazo que les da desde el escaparate de una tienda 🙁
      Haciendo las cosas con calma hay tiempo suficiente para aprender sobre la raza que quieres, buscar criadores cercanos, hacer un seguimiento de ellos a través de sus webs, redes sociales o noticias… De este modo es más fácil no equivocarse, contactar a un criador que te gusta y mantener una relación de confianza.
      Mil gracias por tu comentario 🙂
      Un abrazo!

Deja un comentario...