¿SABES CÓMO DAR UNA PASTILLA A UN GATO?

¿Sabes cómo dar una pastilla a un gato?

En ocasiones tenemos que dar una pastilla a un gato y a veces, desafortunadamente, necesita un tratamiento diario de medicación para toda su vida.

Entre los básicos cuidados de un gato debemos tener práctica en abrirle la boca, ya sea para llevar a cabo unas sencillas pautas de higiene dental o bien para introducir una pastilla de forma que no volvamos a verla aparecer de nuevo 🙂

Te dejamos un divertido texto sobre el tema, al final del artículo puedes ver un vídeo de la doctora veterinaria Lina Sanz en el que, con unas sencillas pautas, desmitifica la dificultad de administrar medicinas a nuestros gatos. Además puedes leer algunos trucos para saber cómo dar medicina a un gato.

Cómo dar una pastilla a un gato con un poco de humor…

  1. Toma al gato con tu brazo izquierdo como si sostuvieras un bebé. Coloca los dedos índice y pulgar de tu mano izquierda aplicando una suave presión sobre las mejillas del minino, mientras sostienes la píldora con la derecha. Cuando el gato abra la boca, arroja la píldora dentro.
  2. Saca al gato de detrás del sofá y tira la píldora baboseada a la basura.
  3. Coge una nueva pastilla de la caja, acuna al gato en tu brazo izquierdo, manteniendo las patas traseras firmemente sujetas con tu mano izquierda. Fuerza la apertura de la mandíbula y empuja la pastilla dentro de la boca del animal con tu dedo. Mantén la boca del gato cerrada y cuenta hasta 10.
  4. Saca la píldora de la pecera, y al gato de encima del armario. Llama a alguien para que te ayude.
  5. Arrodíllate en el suelo con el gato firmemente sujeto entre tus rodillas. Mantén sus patas traseras y delanteras quietas. Ignora los gruñidos del gato. Pídele a tu ayudante que sostenga la cabeza del gato con una mano, mientras le abre la boca con una regla de madera. Echa la pastilla dentro y frota vigorosamente la garganta del gato.
  6. Trae al gato de la lámpara de la cocina. Coge otra píldora de la caja. Recuerda comprar una nueva regla y encargar unas cortinas nuevas. Barre los trozos de figuras de porcelana.
  7. Envuelve al gato en una toalla grande y pide a tu vecino que lo mantenga estirado, sólo con la cabeza visible. Pon la pastilla en una pajita de refresco. Abre la boca del gato con un lápiz. Pon un extremo de la pajita en la boca del gato y el otro en la tuya. Sopla!
  8. Lee el prospecto de la caja para asegurarte que la pastilla que te acabas de tragar no es dañina para seres humanos. Bebe un vaso de agua para recuperar el sentido del gusto. Aplica apósitos en los brazos de tu vecino y limpia la sangre de la alfombra con agua fría y jabón.
  9. Trae al gato del tejado. Toma otra píldora. Pon al gato en el armario y cierra la puerta sobre su cuello, dejando sólo la cabeza fuera del mismo. Fuerza la apertura de la boca con una cuchara de postre. Arroja la pastilla dentro de la boca del gato con una goma elástica.
  10. Ve al garaje a buscar un destornillador para volver a colocar la puerta del armario en sus bisagras. Aplícate compresas frías en la cara y revisa cuándo fue tu última dosis de antitetánica.
  11. Llama a los bomberos para bajar al gato del árbol que hay en la calle de enfrente. Discúlpate con tu vecino, que se acaba de estrellar tratando de escapar de tu gato furioso.
  12. Toma la última píldora de la caja. Ata las patas delanteras del gato junto con las traseras con una cuerda. Atalo firmemente a la pata de la mesa de la cocina. Busca guantes de trabajo pesado. Mantén la boca del gato abierta con una pequeña palanca. Pon la pastilla en la boca seguida de un trozo de carne. Mantén la cabeza vertical y vierte medio litro de agua a través de la garganta del gato, para que trague la píldora.
  13. Haz que un amigo te lleve a urgencias. Siéntate tranquil@ mientras el doctor te venda los dedos y la frente y te saca la píldora del ojo. En el camino de vuelta a casa, para en la tienda de muebles para comprar una nueva mesa.
  14. Llama al veterinario para averiguar si tiene algún hámster para vender.

Y ahora en serio, dar una pastilla a un gato ¡con éxito!

Ten en cuenta algunas cosas importantes:

  • Si vas a dar la pastilla entera, abre la boca al gato con su cabeza mirando hacia arriba. Pon la pastilla lo más atrás que puedas, empujando un poquito con el dedo. Cierra su boca y mantenla cerrada un ratito, mientras masajeas la garganta para animarle a tragar. Ten previamente preparada una jeringa (sin aguja) llena de agua. Dale de beber con la jeringa a través de la comisura de su boca. Es importante que beban después de ingerir medicación, porque algunas pastillas y cápsulas podrían quedarse alojadas a medio camino y hacerles mucho daño.
  • También puedes optar por moler muy fina la pastilla, es muy sencillo si usas dos cucharitas, colocando la pastilla sobre una de ellas y aplastando y girando la otra cucharita encima. El polvo resultante puedes mezclarlo con un poco de pasta de malta para gatos, alguna lata de buena calidad que le guste mucho o diluirla en agua y dársela directamente con la jeringuilla.
  • Si optas por mezclar la pastilla pulverizada con comida o similar, tendrás que asegurarte de que lo come todo.

Bueno…. ya verás que no es tan dramático, haz clic en el vídeo!

 

Si te ha gustado este artículo, si te ha divertido o resultado de utilidad, te invito a compartirlo en redes sociales haciendo clic en los iconos que aparecen a la izquierda o abajo de la entrada. Gracias!

Laura Ruiz (autor)

¡Únete a la comunidad rufus&company!

Apúntate y tendrás acceso exclusivo a liquidaciones privadas de stock, talleres gratuitos, descuentos especiales.... Te enviaremos por email Novedades y Consejos.

Forma parte de la familia rufus&company :)

(Nunca cederemos tus datos. 100% libre de spam)

19 comments

  1. Víctor says:

    Y le metemos la pildora en un cacho de salchicha también funciona…hasta que a la tercera se da cuenta, se come la salchicha y te dice que la pastilla pa ti! jajajaja 😉

    • rufus&company
      rufus&company says:

      Sí! bien cierto 🙂
      A mí me funciona muy bien machacar la pastilla usando dos cucharitas y el polvito que queda mezclarlo con pasta de malta, así se lo toman sin problema.
      O bien mezclar ese polvito con un poco de agua y dárselo con una jeringuilla (sin aguja).
      Gracias por comentar, tomamos nota del detalle de las salchichas!

  2. Alicia says:

    Muy interesante el post, a partir de ahora probaré con la técnica de la jeringuilla. Afortunadamente no toma más que el desparasitario cada 3 meses, pero es un momento malo para Rómulo y para mí. Me ha hecho mucha gracia el video, porque a partir del minuto 3:18 me da a mí que el gato regurgita la pastilla, no se ve bien, pero la mirada sorprendida de la auxiliar a cámara y luego a la veterinaria es definitiva sobre lo que está pasando jajaja son tremendos estos gatos!

    • rufus&company
      rufus&company says:

      Es que son muy listos y saben hacer magia! “Mira la pastilla” “Ahora no la ves…. y ahora la ves otra vez!” 🙂
      Prueba como he comentado antes, o bien triturada y mezclada con malta o bien triturada igualmente y con una jeringuilla introducida por el lateral de la boca.
      Un abrazo, Alicia, y un achuchón para el negrito, gracias por comentar 🙂

  3. Laura Lozano says:

    Gracias, me llego este mensaje en el mejor momento. Voy a viajar con dos y darles la pastilla para tranquilizarles es difícil.

  4. maria luisa says:

    Yo mis gatitos se las doy sin problamas pues desde cachorros les acostumbre a manipular su boca y poder meter los dedos sin problemas y hoy por hoy no tengo problemas de esos..lll…

    • rufus&company
      rufus&company says:

      Qué bueno tenerles acostumbrados a manipularles 🙂 es fundamental, no solo para darles medicación, también para hacer una correcta exploración y higiene bucal!
      Saludos y bienvenidos al blog a maría luisa + sus gatitos 😉

  5. ana says:

    El video esta estupendo!!!, lo único que con mi gato no funciona, no se esta quieto, cuando lo intento me clava todas las garras. Yo lo mezclo con malta el medicamento machacado o se lo doy con su comida, una de las pastillas si huele y sabe pero le gusta y la otra no huele, y tampoco debe de saber ya que se lo come como un bendito.
    También existen un dispensador de pastillas para meterselas directamente, pero mi experiencia esq tampoco funciona y además me parace que es arriesgado ya que se le puede quedar la pastilla atascada en la garganta.

    • rufus&company
      rufus&company says:

      Ana, asegúrate siempre que bebe agua después de tomar medicinas, para que no se le queden alojadas en alguna zona y puedan hacerle daño.
      Lo más práctico es darle agua con una jeringa (sin aguja) justo después de darles la pastilla 🙂
      Gracias por comentar y bienvenida!

    • rufus&company
      rufus&company says:

      Esperamos que Bufo no necesite a los bomberos 🙂
      Si es complicado abrirle la boca y hacer que trague la pastilla prueba a molerla muy fina y mezclarla con un poco de latita… eso no suele fallar.
      Gracias por comentar y bienvenida!

      • clau says:

        Eso es lo que hago con mi gato, no le doy de comer en la noche y le doy de comer hasta medio dia, se la pulverizo la pastilla y se la revuelvo con poca racion de sobre comida favorita, y asi con mucha hambre se tiene que comer todo hasta la medicina.

    • rufus&company
      rufus&company says:

      uf, Eva… la mayoría de las veces es tener paciencia y constancia :-/
      ¿Tienes que dar medicación a tu gato y te resulta difícil?
      Te recomiendo que, aunque no tengas que darle una pastilla, a diario le abras la boca un poco como si quisieras mirar dentro. Hazlo suavemente pero con decisión.
      Es muy útil que se acostumbren a que los manipulemos para poder administrarles medicación, limpiarles los dientes o mirar si tiene algo dentro de la boca.
      Mucha suerte, espero que consigas progresar con él!

  6. Alicia says:

    Hola! Muy practico! lastima que no vi el video antes, hoy le tuve que dar un antidiarreico a mi gato y termine bastante arañada en el proceso, aunque luego de dos intentos logre administrarlo, espero que la proxima toma sea mejor para ambos!
    Algun consejo para que los arañasoso sean menos?

    • rufus&company
      rufus&company says:

      Hola Alicia
      La verdad es que el gatete del video es un bendito 🙂
      Recuerda antes de manipular a tu gato con algo que no le guste (bañarlo, darle medicación, limpiarle los dientes…) cortarle las uñas un poquito, que no las tenga demasiado afiladas. Al menos así te hará menos daño.
      Sujétale con mucho mimo pero con decisión, que note que ahí mandas tú.
      Quizás te sea más sencillo pulverizar la pastilla y dársela mezclada con algún líquido en una jeringuilla sin aguja o escondido el polvito en un poco de latita o paté. Pregunta primero a tu veterinario si la pastilla se puede administrar triturada sin que disminuya su efecto.
      Estoy precisamente desarrollando un post sobre una técnica muy sencilla para sujetar a nuestros gatos 🙂
      Sigue pasándote por el blog para no perdértelo ¿ok?
      Suerte con tu león!
      Laura

  7. carlos says:

    tuve durante 15 años a un gato llamado “loco” que a pesar del nombre, era un santo, pero no había dios ni veterinario que le hiciera tragar una pastilla. Con la boca cerrada a la fuerza por hasta diez minutos, no se que o como lo hacía, la escupía. así que a pinchazos vivía y tan feliz.

Deja un comentario...